El negocio del deporte rey

El fútbol de élite se ha ido ensuciando a lo largo de las décadas debido a las cantidades desorbitadas de dinero que se han movido alrededor de él, llegando a pasar de deporte de alto rendimiento a un medio de obtención de ingresos por ese mundo que lo envuelve, ya que ahora sabemos que a los clubes les es muy difícil ganar dinero únicamente jugando partidos sin contar la publicidad, el merchandising o los accionistas que inviertan en ellos.

Hay muchísimo dinero repartido entre unos pocos equipos (casualmente los más endeudados), siempre del fútbol masculino,  desprestigiando a otros deportes y a las féminas de este mismo deporte, pues no hay punto de comparación entre los salarios de hombres con los de las mujeres, así como la diferencia de instalaciones, materiales, patrocinio de marcas. Ya lo dice el texto: cuanto más se invierta en ganar, más dinero obtendrá la empresa que lleva el club. Si a esto se le suma el dinero recibido por publicidad gracias a esas victorias… Es un ciclo capitalista sin control de los organismos que deben mantenerlo: si aumentan los ingresos, aumentan los precios de fichajes, por lo que lo que ganan se lo gastan en más fichajes. Más fichajes significa más satisfacción al consumidor/aficionado. Mejores fichajes podrá significar más victorias, y estas, por lo tanto, en más ingresos. Vuelta a empezar. Pan y circo.

El texto muestra el caso del Valencia C.F., en el que ante tal crisis económica que pasó el club por aquellos años, se vieron rescatados por  la Generalitat Valenciana, es decir, dinero público, dinero de cada uno de los ciudadanos valencianos, fueran del Valencia, del Levante o del Hércules. Hoy en día se conoce el caso del Real Murcia C.F. SAD, con deudas económicas que ascienden cerca de los 50 millones de euros debido a la nefasta gestión del club grana y al descenso administrativo que lo hundió aún más. La entidad ha sido rescatada varias veces en estos últimos años de miseria por el Ayuntamiento de Murcia con ayudas para el cuidado del césped y el pago de la luz, obviamente con el dinero de todos los murcianos y, por si fuera poco, hace unos días el propio Ayuntamiento aprobó una moción para iniciar los trámites para convertir al club en Bien de Interés Cultural (Diario AS, 2019) y, otra vez, pagándolo el ciudadano murciano.

Entonces, vemos cómo los clubes se arruinan, pero siguen sobreviviendo la gran mayoría de ellos gracias a estas ayudas del Gobierno, siendo nosotros, los ciudadanos de clase media trabajadora y baja los que más sufren por esto y, aun así, seguimos permitiendo que estas empresas deportivas y nuestro Estado se siga riendo de nosotros yendo a los partidos a comer pipas y ver cómo meten goles nuestro jugadores favoritos, cuyas camisetas oficiales están colgadas en nuestra pared. Pan y circo para nosotros mientras los capos siguen arruinando los clubes, Hacienda permite que sigan participando en liga y todos juntos se hacen más ricos aún de lo que ya son a costa de nuestro dinero y de nosotros mismos. El dinero del pobre, dos veces va al mercado.

Hoy en día, un solo ciudadano es imposible que consiga cambiar esto después de haber abierto los ojos. Debería haber movilizaciones de gente para generar presión al Estado, a ver si con suerte los menos corruptos se dan cuenta de que se aprovechan de nosotros como quieren para su propio bienestar. La trasparencia de las operaciones de los clubes con Hacienda y el Gobierno sería una buena forma de dar el salto. Sin embargo, a ningún aficionado que se sienta identificado con un equipo le gustará que su club se vea sancionado de manera económica, con un descenso administrativo o con su final desaparición. Además, tampoco le interesa al Gobierno perder equipos de fútbol que ingresaron en total 3.000 millones de euros en 2017 (LaLiga, 2017) a pesar de que deban bastante.

Después de esa trasparencia, habría que colocar a personas imparciales al frente de quienes juzguen estos actos para que así se tenga, al menos, una pequeña garantía de que se van a resolver con justicia.

De esta forma, el mundo del fútbol cambiaría completamente. Debería limitarse la cantidad de dinero que reciben los clubes de las multinacionales, aunque esto sería imposible, ya que no es lo mismo que el F.C. Barcelona, seguido por millones de personas, vista Nike y el UCAM Murcia C.F., conocido en España y que juega en Segunda División B, también. Debe haber un control financiero para fichar. Si los clubes ingresaran menos por publicidad, esto sería mucho más sencillo. No se enriquecerían tan rápido, pero esto es muy complicado debido a lo que están dispuestas a pagar las empresas patrocinadoras.

Hoy en día, el modelo capitalista que tiene el fútbol es imposible cambiarlo. La cadena que lo forma tiene miles de eslabones que, aunque intentes controlar  algunos, los que financian a estos se van a hacer más ricos. Puede que conforme pasen los años, surjan problemas o algún otro modelo de economía que ponga fin a este descontrol y poca vergüenza de las empresas que llevan clubes y nuestro propio Gobierno.

Referencias.

  1. Anónimo. (1 de mayo de 2019). El Real Murcia, camino de Bien de Interés Cultural para salvarse. Diario AS. Recuperado de: https://as.com/futbol/2019/04/30/mas_futbol/1556657790_198031.html
  2. Anónimo (6 de abril de 2017). LaLiga supera por primera vez la barrera de los 3.000 millones de euros de ingresos por temporada. LaLiga Noticias. Recuperado de https://www.laliga.es/noticias/laliga-supera-por-primera-vez-la-barrera-de-los-3-000-millones-de-euros-de-ingresos-por-temporada
  3. Úbeda Colomer, J. y  Molina Alventosa, J.P. (2014). El control del balón de oro: crónica crítica sobre la mercantilización del fútbol. Actividad Física y Deporte: Ciencia y Profesión, 20, 37-45.
Anuncios

Publicado por

Papissociologos

Somos estudiantes de CAFD y pertenecemos al grupo B3 de la asignatura de Sociología.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s